Origen de la villa

Alda aparece documentada en el siglo XIII, cuando en 1256 Alfonso X concede fuero a Santa Cruz de Campezo y señala como uno de los limites a la ermita de ¨San George Alda¨. Esta ermita, arruinada hoy, se encontraba al borde del camino que conduce al cementerio. Alda formaba parte del Arcedianato de Berberiego.

A lo largo de la historia son varios los linajes que han ejercido el señorío sobre la aldea y sus tierras debido a una merced del rey castellano Enrique de Trastámara en 1376. desde entonces fueron señorío de los Gaona hasta 1545 en que pasaron a manos de sus sucesores, Los Laskano, y posteriormente a los marqueses de Campovillar. Alda permaneció bajo la jurisdicción de Kontrasta hasta 1659 en que Felipe IV le autorizo la separación por real Cedula.